Delicatessen

Nos hemos conocido y no ha sido casualidad. Sabía que te encontraría aunque no sabía ni cuándo, ni por qué…

Aquí estamos… Un lugar inolvidable; lleno de plantas y sonrisas. Un lugar que nos permite sentir que estamos vivos… El amanecer, el atardecer, la luna dominando al sol; la plática con Pati, Adrián, Enoc o Hilario; Carlos abriendo la puerta con una sonrisa, o Susan preguntándonos si necesitamos algo… Aquí estamos.; Oaxaca, un Estado que dicen es contradictorio… ¿Qué es la contradicción? ¿Algo que esperábamos y no fué? ¿Algo que sentimos diferente? ¿algo que no nos dijeron?  Bueno, puede ser…; pero ni nosotros, oaxaqueños en Oaxaca pudimos adivinar; o tal vez no quisimos hacerlo, porque si lo hubiéramos intentado, tampoco hubiera sucedido. 

Estás en México. recuerda…y en OAXACA,

Quien escribe, está en Oaxaca y no está. Así es México. No preguntes porqué y para qué. No lo hagas porque no es así. Lo que tienes que saber es que tu visita me ha hecho amanecer feliz y ya está.

Las Golondrinas.