Así empezó…

Rosa

Antes era frecuente ver golondrinas volar en el cielo azul de Oaxaca. De niño recuerdo que cayendo la noche y, caminado por las últimas calles de Morelos, descubrí pegados al alero de madera de una casa, varios pequeños promontorios que me parecieron de barro y que se me dijo eran nidos de golondrinas. Las golondrinas … Leer más